Empieza el año con nuevo empleo: qué hacer y qué no para conseguirlo

encontrar empleo
¿Una de tus metas para 2015 es encontrar un empleo? La búsqueda de trabajo ha cambiado con los tiempos: alíate con las redes sociales, reelabora tu currículum y saca el máximo partido a tus posibilidades para conseguir tu próximo puesto.
  • Prepara las respuestas correctas a las preguntas más frecuentes.Durante una entrevista de trabajo te enfrentarás a preguntas de todo tipo. Las empresas valoran la sinceridad por encima de cualquier cosa. Si te despidieron en tu trabajo anterior, no debes ocultarlo, pero sí es recomendable tener tacto a la hora de explicar cómo se produjo la situación.

 

  • No caigas en las preguntas trampa. Sí, en las entrevistas de trabajo a menudo surgen preguntas trampa. Los entrevistadores buscan sacar toda la información posible de los candidatos y para ello utilizan cuestiones comprometidas como «¿Qué dirías si estás en paro y te preguntan cómo te ves en el futuro?»

 

  • Resta importancia a tus defectos y conviértelos en fortalezas. Ningún trabajador es perfecto. Durante una entrevista de trabajo, el reclutador tratará de profundizar en ambas cosas. Tus carencias podrían dejarte en el camino. Sé inteligente y haz una lista de las cosas que podrías mejorar y por las que te preguntarán en un proceso de selección. Muestra interés por mejorar, sé humilde y sincero y expresa tu voluntad de superación. La clave está en transformar tus defectos en aspectos que puedan ser positivos para la empresa. Comunícate con calma y serenidad y aporta ideas.

 

  • Reflexiona sobre tus cualidades y habla de ellas con moderación. En una entrevista de trabajo te preguntarán seguro por tus conocimientos, experiencia y fortalezas. ¿Las conoces? En ocasiones es el trabajador el que menos sabe sobre sí mismo. Por eso, reflexiona antes de encontrarte con un entrevistador y valora tus cualidades en su justa medida. Habla de ellas con moderación, sé objetivo y pon ejemplos prácticos que pudieran servir a la empresa.

 

  • No pienses solo en conseguir el trabajo. Relájate, pero tampoco te pases de confiado. El truco está en conquistar a la persona que tienes delante.

 

  • ¿Y si la entrevista de trabajo es en grupo? Puede ocurrir que te presentes a una entrevista de trabajo y te encuentres con varias personas que se someterán a la primera prueba del proceso de selección al mismo tiempo que tu.
  • Si sabes que tendrás que participar en una dinámica de grupo prepara tu actuación antes. Ensaya en casa. Los expertos valoran la iniciativa, pero no confían en los candidatos que abusan de su tiempo y quieren llamar la atención. Actúa de forma natural y no tengas miedo de equivocarte. En las entrevistas de grupo no hay opciones buenas y opiniones malas.

 

  • ¿Tienes trabajo pero quieres cambiar de empresa? En ese caso, puedes buscar otro empleo pero tendrás que tener especial tacto. Los expertos en Recursos Humanos advierten de que los trabajos para toda la vida han dejado de existir. El mercado laboral requiere de trabajadores comprometidos en proyectos que podrían ser temporales. Muéstrate abierto al cambio y presenta tu voluntad de superación. Justifica el motivo que te ha llevado a buscar otro puesto y nunca hagas referencia al dinero.

 

  • Busca ofertas de trabajo y contacta con las empresas a través de Twitter. Estar presente en las redes sociales es obligatorio si estás buscando empleo. Cuida tu imagen personal en todas y cada una de ellas, especialmente en Twitter. Si entras en un proceso de selección, los responsables consultarán tu perfil. Ten cuidado con lo que dices. Trata de venderte como si fueras un producto, pero evita dar pena. Publica información relacionada con su sector profesional y crea listas de páginas que pudieran servirte.

 

  • Si buscas trabajo fuera de España ten en cuenta la diferencia cultural. Cuando te enfrentes a una entrevista de trabajo fuera de España, lo primero que debes tener en cuenta es la cultura del país. Infórmate sobre la empresa, descubre sus intereses y analiza qué podrías aportar. Pregunta todo lo que no te quede claro, muestra estabilidad y compromiso.

 

  • El lenguaje no verbal también da información sobre ti. Aunque intentes omitir algunas cosas, el lenguaje verbal podría dar información al respecto al entrevistador. Identifica qué gestos denotan seguridad y confianza en ti mismo y cuáles inseguridad o falta de compromiso.
Fuente: Practicopedia.com
www.todoextranjeros.com
Publicado en Empleo y etiquetado , , , , , .

Deja una respuesta