Reagrupación familiar de ascendientes: el procedimiento

old couple

El artículo 18.1 de la Constitución Española garantiza el derecho a la intimidad familiar, derecho que le es reconocido a todo ciudadano, español o extranjero (Art. 13 CE). Asimismo la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, establece que se trata de un derecho irrenunciable, inalienable e imprescriptible.

Por otra parte, la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (en adelante, LOEX), en su artículo 16, reconoce que los extranjeros residentes “tienen derecho a la vida en familia y a la intimidad familiar”. En base a este derecho fundamental la Ley de Extranjería y su Reglamento de desarrollo regulan el derecho a la reagrupación familiar de los extranjeros residentes en España.

Si sois trabajadores extranjeros y os habéis establecido en España tenéis derecho a que vuestros familiares se reúnan con vosotros. Sin embargo, en el grupo de ascendientes, sólo se puede reagrupar a los ascendientes en primer grado (progenitores) del reagrupante, en este caso vosotros, o de vuestro cónyuge. No se puede reagrupar a los abuelos aunque sean estos quienes hayan constituido el núcleo familiar, por ejemplo. Los únicos ascendientes reagrupables son los padres.

Para reagrupar ascendientes es preciso que vosotros, como extranjeros, seáis residentes de larga duración (en los demás casos es suficiente con que tengáis una residencia renovada), una tarjeta azul como trabajador de la UE o que estéis dentro del régimen especial de investigadores.

Lo normal será que para que se pueda dar la reagrupación tengáis 6 años de residencia legal continuada que permitan el acceso a un permiso de residencia de vuestro padre o madre. Para ser reagrupado se tienen que cumplir estas condiciones:• Ser mayor de 65 años (si se es más joven, tiene que haber una razón de tipo humanitario), y estar a cargo de la persona que reagrupa. Las razones humanitarias que están directamente contempladas son que el ascendiente conviviera con el reagrupante en el país de origen, o que sea incapaz y esté tutelado por el reagrupante o su pareja, o que no sea capaz de proveer a sus propias necesidades. También concurren razones humanitarias si se presentan conjuntamente las solicitudes de ascendientes cónyuges y sólo uno de ellos es mayor de sesenta y cinco años.

• Se considera que están a cargo cuando se acredita que durante el último año el reagrupante ha transferido fondos o gastos de su ascendiente de al menos el 51% del producto interior bruto per cápita, en cómputo anual, del país de residencia de este. Esto es, que la aportación económica del reagrupante supone más del 50% de la renta media que se le supone a un habitante del país del reagrupado.

¿Estás decidido a comenzar con el proceso? Nosotros tramitamos todas las gestiones que se realizan ante la Oficina de Extranjeros y las Brigadas de Extranjería de la Policía Nacional. Además de reagrupaciones, realizamos modificaciones de situaciones, arraigos sociales, familiares y laborales, residencias iniciales, visados…consúltanos en redes sociales o llámanos al teléfono 610 413 445.

www.todoextrajeros.com

Publicado en Trámites extranjería y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario